Calefacción por losa radiante: Las ventajas de este sistema.

Cada vez está más de moda el sistema de calefacción por losa radiante. Pero, ¿sabes en qué consiste este sistema?, ¿cómo funciona? O ¿por qué está tan de moda últimamente? Y es que las ventajas que presenta este sistema son muchas y numerosas.

CONOCE EL SISTEMA DE CALEFACCIÓN POR LOSA RADIANTE

Quizás haya oído hablar de este sistema de calefacción bajo el denominativo de “suelo radiante” y es que se conoce bajo los dos nombres.

¿POR QUÉ SE CARACTERIZA ESTE TIPO DE CALEFACCIÓN?
La principal diferencia que presenta frente a otros sistemas de calefacción es su fuente de emisión. En la mayoría de los sistemas de calefacción nos encontramos frente a la figura de los radiadores, que son los encargados de emitir el calor.
En el caso de la calefacción por losa radiante, es el propio suelo el encargado de trasmitir el calor hacia la habitación. Por lo que como vemos el suelo es el conductor del calor y no existe la presencia alguna de ningún tipo de radiador.

¿CÓMO SE INSTALA ESTE TIPO DE SISTEMA?
La instalación de este tipo de sistema de calefacción se realiza debajo del suelo. Para ello es fundamental contar con dos elementos:

Un aislante que impida que el calor de desplaza por debajo del suelo hacía el piso de abajo. Ya que de esta forma lo que estaríamos es perdiendo fuerza de la calefacción.
Un buen conductor del calor en la superficie del suelo. Facilitando así la transmisión del calor. Hablamos entonces de suelos de piedra o de cerámica.

Para la instalación se colocan tuberías normalmente de polietileno reticulado a través de las cuáles circulará el agua que transportará el calor a través del suelo. Estas tuberías se deberán disponer en forma de meandros, serpentines o espirales.

El agua caliente circula por dentro de las tuberías transmitiendo así el calor a través del solado de la habitación. Es decir, a través del suelo.

Esto permite que se perciba un pequeño contraste de temperatura entre la zona más cercana al suelo y la zona más cercana al techo. Es decir mayor temperatura en la zona cerca del suelo que en la zona cerca del techo. Según los especialistas esto garantiza el mayor confort.

¿QUÉ VENTAJAS APORTA ESTE SISTEMA DE CALEFACCIÓN?
La primera de todas las ventajas es el ahorro. Aunque bien es cierto que de primeras necesita un desembolso mayor, a la larga es el mejor sistema. Esto es debido a que la temperatura del agua que circula por las tuberías es de unos 35 ó 45 grados, bastante menor que la temperatura que debe tener el agua de los radiadores que ronda los 70 ó 90 grados. Al tener que calentar el agua hasta una temperatura menor, el gasto se reduce de forma considerable.

Además es un sistema ideal para conjugar con sistemas de energías renovables, ya que necesitan calentar mucho menos el agua. Esto nos permitiría un ahorro mucho mayor en combustible.

De otra de las ventajas ya hemos hablando con anterioridad y es el estado de confort. Al llegar el calor a través del suelo y disiparse según sube hacia el techo encontramos un ambiente mucho más cómodo. Nos permite un estado de mayor confort.

Y por último pero no menos importante. Al instalar una bomba de calor a nuestro suelo radiante podemos convertirlo en un sistema de suelo refrescante. Por lo que será un sistema ideal de climatización tanto para verano como para invierno.

Climastar
Enviar por WhatsApp