Historia del aire acondicionado

Si crees que la lucha contra el calor y el uso de sistemas de enfriamiento del ambiente son cosas relativamente modernas, quizás el comienzo de este artículo te sorprenda en gran medida. Vamos a empezar describiendo la historia del aire acondicionado hablando, ni más ni menos, que de los antiguos egipcios. Es decir, hace miles de años.

La lucha contra el calor en el antiguo Egipto

Los antiguos egipcios ya empleaban determinados métodos que permitían que principalmente los faraones disfrutaran de temperaturas agradables, reduciendo el calor de sus estancias. Las paredes del palacio del faraón estaban formadas por grandes bloques de piedra, bloques con un peso que superaban las 1000 toneladas.

¿Cómo conseguían los egipcios enfriar el palacio del faraón?

Pues bien, cuando caía la noche, miles de esclavos se encargaban de desmantelar las paredes para transportar las piedras hasta el desierto del Sahara. Allí, las temperaturas durante la noche eran muy bajas, por lo extremo del clima desértico.

Así, las piedras se enfriaban muy rápidamente y antes de amanecer eran llevadas de nuevo al palacio y colocadas en su sitio. De esta forma, durante el día el faraón podía disfrutar de temperaturas cercanas a los 26 ºC. Temperatura muy inferior a la temperatura exterior, que era casi el doble.

El principio del aire acondicionado

Muchas veces se obvia este momento. En el año 1842, un tal Lord Kelvin inventó lo que podía considerarse el principio del aire acondicionado.

Este científico trabajó en algún sistema que permitiera conseguir un ambiente agradable, creando un sistema frigorífico hermético que a través de un gas refrigerante era capaz de absorber calor del ambiente.

¿En qué principios se basaba este invento?

Concretamente, este primer equipo relacionado con el aire acondicionado se basaba en 3 principios:

El calor siempre se transmite desde las zonas de mayor calor hasta las de menos. Por ejemplo, si metes una cuchara en un café caliente, el calor pasará del café a la cuchara, por eso esta se calienta.
Cuando un líquido se convierte en gas absorbe calor. Esto puede verse fácilmente en tu propia casa. Si te echas un poco de alcohol en la mano, cuando este se evapora sentirás un poco de frío en dicha mano. Esto es porque absorbe calor.
La temperatura y la presión no son cosas ajenas, sino que están relacionadas. De forma que en recipientes cerrados, hace falta menos calor para llegar a la misma temperatura. Piensa por ejemplo en una olla de tu cocina. Cuando está cerrada, su contenido se calienta más rápido que cuando está abierta.

Comienzo de la refrigeración moderna

Es en este momento en el que muchas veces se sitúa el origen del aire acondicionado. Al menos tal y como hoy en día lo concebimos. Estamos hablando del comienzo del siglo XX, concretamente el año 1902.

En este año, un estadounidense, Willis Haviland Carrier, empezó a sentar las bases de la refrigeración actual. En principio, empezó a desarrollar su tecnología para solucionar problemas derivados de la excesiva humidificación del aire que se enfriaba, creando y desarrollando el concepto de climatización de verano.

Todo empezó porque Carrier quería ayudar a un empresario del sector de la imprenta que trabajaba en Brooklyn, Nueva York. Este empresario encontraba muchas complicaciones durante sus procesos de impresión, ya que los continuos cambios de temperatura y humedad del ambiente hacían que las dimensiones del papel que utilizaba cambiaran ligeramente. La consecuencia que se derivaba de este problema era que las tintas no se alineaban correctamente, haciendo que la calidad de la impresión fuera muy deficiente.

A partir de aquí, Carrier empezó a investigar sobre posibles formas de resolver el problema planteado. Y no tardó en diseñar una máquina capaz de controlar la humedad y la temperatura del ambiente a través de una serie de tubos enfriados. Esta puede considerarse la primera máquina de aire acondicionado.

Así, esta máquina resolvió el problema del impresor, permitiéndole imprimir a 4 tintas fácilmente. Este invento se patentó en el año 1906 como aparato para tratar el aire, ya que el concepto de aire acondicionado no fue empleado hasta que el ingeniero Stuart H. Cramer patentó un equipo que expulsaba vapor de agua en las industrias textiles, que permitía acondicionar el hilo. En este sector, el textil, fue en el que también empezó a utilizarse el invento de Carrier.

Un momento importante se produjo en el año 1911, en el que Carrier decidió revelar la fórmula empleada a la Sociedad Americana de Ingenieros Mecánicos. A día de hoy, esta fórmula sigue siendo la base de cualquier cálculo importante relacionado con la industria del aire acondicionado.

A partir de aquí, otros muchos sectores industriales empezaron a usar el invento de Carrier, ya que se obtenían grandes mejoras en la calidad de sus productos. Hablamos por ejemplo del sector del tabaco, las películas, las carnes procesadas, etc.

¿Cuándo nació la primera empresa de aire acondicionado?

Fue en el año 1915 el momento en el que Carrier, junto a varios socios ingenieros, crearon la empresa de ingeniería Carrier. Empresa dedicada exclusivamente al aire acondicionado y muy centrada en la investigación e innovación tecnológica de este producto, sobre todo aplicado al sector industrial.

Un poco después, en 1921, el propio Carrier patentó una máquina de refrigeración centrífuga, que fue el primer invento que permitía enfriar grandes espacios.

¿Cuándo se desarrolló el primer aire acondicionado para hogares?

Fue en 1928. El mismo ingeniero desarrolló el primer equipo dedicado a enfriar y calentar los hogares. Invento que acabó chocando con la gran depresión económica de los Estados Unidos, que hizo que sus ventas no cumplieran las expectativas creadas.

Fue a partir de la II Guerra Mundial cuando estos aparatos para hogares empezaron a extenderse por Estados Unidos y por todo el mundo. Hoy hay empresas como Mitsubishi Electric que siguen innovando continuamente para diseñar equipos cada vez más avanzados y más eficientes en el uso de la energía.

Gracias a todas estas innovaciones, a nuestros días han llegado una serie de equipos que nos permiten disfrutar del mejor ambiente en cualquier época del año y sin los cuales nos sería realmente disfrutar de muchas circunstancias.

Climastar
Enviar por WhatsApp